La mítica banda folclórica, que fue función fija en la Peña de los Parra durante 1972 y 1973, se reúne en la capital chilena para conmemorar su trayectoria artística que ya suma medio centenario. El evento se realizará el próximo sábado 6 de agosto, desde las 19:00 horas en Sala Ical  (Adhesión de $5.000).

Una historia de comunión musical andina que ya cumple cinco décadas de vida. La agrupación chileno-boliviana partió su historia en 1971 cuando una serie de estudiantes de ambos países, dedicados al cultivo e investigación sonora, indagaron en los sonidos folclóricos que nos une como territorio. Desde aquella fecha muchos han sido los expertos y seguidores que destacan el gran aporte que han hecho en la perpetuación de raíces altiplánicas.

Con una activa carrera, el grupo Kollahuara -o la “estrella de los pueblos del altiplano”- compuesta por Juan Silva, Hernando Hurtado, Alfonso Venegas, Erick Hernández, Juan Luis Figueroa, José Luis Castillo, Sebastián Lizana e Isaac Jeldres, se prepara para celebrar medio centenario el próximo sábado 6 de agosto, mismo día en el que fundaron el proyecto en aquel lejano 1971. En esta oportunidad la banda además presentará en vivo su último disco “Sillustani”(2019). Una fiesta que correspondía al año pasado, pero que por motivos de pandemia tendrá lugar el próximo 6 de agosto en la Sala Ical, ubicada en Avenida Ricardo Cumming #350, desde las 19:00 horas y con un valor de $5.000.

Este primer concierto de celebración lleva por nombre “Ñoqanchis, llajta runa”, que significa “nosotros, la gente del pueblo” en idioma quechua. La inspiración viene de un viaje que realizó el integrante Juan Silva desde Lima a Huaraz, donde conoció a un profesor primario quechua quien le compartió relatos e historias de ruta. “Durante nuestra conversación me llamó mucho la atención que siempre usaba el pronombre “nosotros” al referirse a las obras y actividades realizadas en el pueblo. Le pregunté la razón y me explicó que, según la tradición de los pueblos originarios, el trabajo comunitario era el pilar fundamental de la organización de la gente; que era la comunidad la que tomaba las decisiones y se organizaba para realizarlas”, cuenta el músico.

De ahí que “Ñoqanchis”, o sea “nosotros”, se transforma en la base para toda la vida del pueblo en todas sus manifestaciones. Una forma de comunicación horizontal, respetuosa y recíproca, que incluye a las personas, a los animales y a la naturaleza que los sustenta. Con esa idea es que Kollahuara se prepara para conmemorar estos 50 años en una serie de fechas que parten en Santiago.

“Hemos titulado nuestro concierto con este bello nombre porque todos estos años no significarían nada si hubiéramos olvidado los principios que nos motivaron al fundar este grupo. Desde el primer día quisimos compartir con nuestros amigos pero no sólo la música, también la amistad, nuestro pensamiento y sueños”, profundiza Juan Silva sobre la energía que los acompaña en este aniversario: la eterna y gratificante nostalgia de recordar aquellos tiempos en los que eran jóvenes estudiantes que soñaban con una sociedad más justa y solidaria, cuando la frase “Nosotros, la gente del pueblo” retumbó más fuerte que nunca en sus corazones.

Una fecha imperdible para resignificar lo que entendemos como comunidad, el nosotros, todo con la música de uno de los proyectos más relevantes en el registro histórico de nuestros sonidos autóctonos. “Nunca hemos olvidado las palabras, la sencillez y la convicción de aquel querido y recordado profesor primario del Perú profundo. Nuestras canciones sólo buscan honrar lo que usted y su comunidad, como tantas otras, significan para la cultura popular de nuestro continente: un legado inmaterial que debemos respetar profundamente. “Ñoqanchis” ilumina cada día nuestro pensamiento y trabajo musical”. 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.