Las presentaciones de Valhkyr, Letalis, Hëiligen, Trend Kill Ghosts y Tim Ripper arrasaron de heavy metal en la región metropolitana

A pesar de un sábado lleno de lluvia y dificultades para Santiago, a los fanáticos del heavy metal no les detuvo ni por un momento para asistir a este Heavy Fest en Teatro Cariola que producía Atenea y Chargola, recalcando, además, que todos los horarios fueron respetados y ejecutados de manera exitosa por parte de la organización, como también por parte de las bandas.

La banda encargada de abrir este poderoso evento fue Valhkyr, que nos brindaron variados matices en la escena del metal con su distinguida voz lírica. Comenzando el espectáculo con una intro de tambores y frenéticas guitarras eléctricas, inician con una de las canciones de su segundo disco que aún está en proceso de salida, escrita durante el estallido social. Y de la mano de este que está por salir, nos presentan “Her Eyes” con un rebosante sonido original que envolvía el teatro.

Dándonos a entender que su música está a un nivel completamente profesional, tocan para nosotros un tema que se había estrenado en 2020 con su propio videoclip, “Judgement Day” y cierran su presentación con el tema que define su nombre, “Valhkyr”, llenando enérgicamente a la audiencia del Teatro Cariola.

Foto por: Cristian Madariaga

Letalis es la definición de agudos y heavy metal, como banda nueva ha dejado la vara bastante alta en esta frenética presentación, con su bajista corriendo en círculos por el escenario, sus guitarristas haciendo solos descomunales, el gran desempeño de la batería y por supuesto la poderosa voz de la vocalista de Letalis. Al momento de vivir la experiencia de esta banda en vivo se puede notar la comunicación entre los compañeros del grupo.

Cráneos” y “Bestia Oculta” fueron de los primeros temas a presentar dándonos un espectáculo de speed metal sin respiro alguno, seguido de “Yo nací para vencer”, y cerrando su presentación con “Escupir Fuego”, que trata de aquellas personas que lo único que hacen en la vida es hablar mal de otras.

Foto por: Cristian Madariaga
Foto por: Cristian Madariaga

A diferencia de las bandas anteriores que eran cinco integrantes, Hëiligen es un cuarteto: batería, guitarra, bajo y voz.

La poderosa presentación y el increíble apoyo de sus fanáticos acérrimos hicieron de esta banda algo especial, con coros y solos apasionados en los cuales no podías dejar de cabecear, tales como “Inquisitor”, “Gladiator” y “Rage of the Gods”.

Uno de los temas a destacar es “Prisoner of Faith”, que trata de Giordano Bruno, quemado en la hoguera por haber desafiado a la Iglesia e ir en contra de las ideas vigentes en aquel entonces como, por ejemplo, negar que la Tierra era el centro del universo.

Los cuatro integrantes dejaron su alma por el heavy metal en el escenario, dando a recalcar que las bandas de metal chileno han estado más presentes que nunca, cerrando su poderosa presentación con “Metal Empire”.

La banda brasileña Trend Kill Ghosts inicia su presentación con una épica intro de cuerdas, comenzando con unos pesados riffs al más estilo power metal.

Nos cuentan que esta es la segunda vez en nuestro país, asegurando en el transcurso del espectáculo ser de los mejores públicos que han tenido en su trayectoria. Nos traen muchas canciones de su nuevo disco y también del primero, como es el caso de “Deceivers”. Destacando el carisma de su vocalista que interactúa con el público enseñándoles a capella el coro de una canción y la audiencia chilena correspondiendo con gran vigor.

Sin duda los brasileños se han ganado el corazón del teatro, dando así el pie final para el espectáculo principal de esta noche, a la leyenda, Tim Ripper Owens.

Foto por: Cristian Madariaga

Tim Ripper Owens aborda el Teatro Cariola y los fanáticos chilenos se hacen presentes al vitorear su nombre, es una mezcla de emociones presente, es el heavy metal más presente que nunca.

Saltos, cantos y mosh es lo que se vivió el día de ayer, al escuchar tantos clásicos del género, a pesar de que el espectáculo comenzó con algunos fallos técnicos en la guitarra líder de la primera canción, se solucionó rápido y todo el resto del show fue espectacular. Tim Ripper tiene una voz increíble que desató en las mejores canciones del género.

Clásicos como “Metal Gods”, “Breaking the Law”, “The Ripper” y muchos más fueron los que se escucharon el día de ayer, habiendo momentos en los cuales se homenajeó a Ronnie James Dio en dos canciones, “The Last in Line” y “Heaven and Hell”, levantando una cerveza en su nombre y pidiéndole al público que mostrara esos cuernos bien en alto que representan a esta comunidad.

También nos sorprendió con uno de los temas de la banda en la cual se encuentra actualmente, KK’s Priest, interpretando “Hellfire Thunderbolt, que fue coreada por todo el Teatro Cariola.

Foto por: Cristian Madariaga

La voz de Tim Ripper es algo descomunal que nos recordó a todos los presentes lo asombroso que era escuchar por primera vez Judas Priest, y por el mismo motivo, al finalizar el show, muchos de los espectadores corearon por cinco minutos seguidos que tocaran el clásico de los clásicos, “Painkiller”, que al parecer es la favorita por mayoría, pero al parecer no había más tiempo o bien no estaba en el setlist, porque no la interpretaron.

Esta fue la presentación de este legendario vocalista que tuvimos la fortuna de verlo y escucharlo en vivo, junto a grandes bandas que nos dejaron más que contentos el día de ayer a pesar de la lluvia. Nada detuvo a los fanáticos ni a los músicos del heavy metal.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.