El artista, que realizará su primer concierto en formato full banda, presentará sus primeras canciones a estrenar durante el presente año, contando historias de corazones apaleados, viajes desorientados y reflexiones sobre el amor en los tiempos de la digitalización.

Lejanos parecen ser los tiempos donde los almuerzos de domingo eran acompañados con una orquesta y un Gin. Los lugares, locatarios y artistas que nos regalaban esa pincelada bohemia han ido desapareciendo con el tiempo. Sin embargo, aún quedan artistas que, sobre su propia modernidad, tratan de rescatar esa experiencia mágica. Este es el caso de Diego Tordó, músico solista que, junto a acordeón, piano, coros, tres saxofones, bajo, guitarras y baterías, busca dar vida a melodías dulces y recordables en canciones que relatan historias comunes y extraordinarias al mismo tiempo. Una propuesta musical que totaliza 10 músicos en escenario, un formato cada vez más extinto en la industria y con el cual Diego Tordó busca posicionarse en la escena local.

Es por una herencia familiar, de las historias y partituras que he visto entre mis manos”, comenta Diego al contar por qué tendrá tantos músicos en escena, agregando que: “Las orquestas eran parte de lo habitual en la vida social del años 50, con la llegada del rock and roll eso se fue perdiendo. Mi abuelo cantaba en estos lugares que brillaba todas las noches, como el teatro ópera, donde bailaba el Bim Bam Bum. Cuando las cosas cambiaron, perdió a los directores y empezó él mismo a realizar sus arreglos. Yo siempre quise hacer lo mismo. Ser capaz de imaginarme todas las emociones que me propone una canción y plasmarlas en un papel. Esas partituras amarillentas llenas de rayados y tachados siempre me decían que la música nacía adentro y luego solo era cosa de encontrar el camino. Aunque el camino fueran mil instrumentos distintos”.

Y es que, si bien el proyecto se presentará por primera vez en un concierto exclusivo, el trayecto para prepararse no ha sido corto. Diego Tordó es un proyecto solista nacido en el año 2021. Creado por Diego, músico, profesor y magister en musicología latinoamericana (r), desde su adolescencia tocó en diversas agrupaciones escolares y academias musicales de diversos géneros, a la vez que cursa dos años en la Escuela Moderna de Música y Danza de Santiago. En el año 2016 firma su primer contrato de grabación con el sello IGED Records, siendo guitarrista de la banda Meryrous, con quien lanzaría su primer álbum y se presentaría en diversos escenarios de la escena santiaguina.

En el año 2021, decide establecer su propio proyecto, rescatando canciones creadas desde sus inicios en la música hasta la actualidad. Una primera agrupación daría los pasos iniciales para darle vida a los temas y algunas presentaciones. Pero iniciado el 2022 establece un equipo de trabajo, así como una banda fija, la cual ya entró a grabar sus primeras canciones. Tres singles a estrenar durante el año, acompañan su agenda.

Este domingo 10 de julio a las 16:00 hrs se presentarán en vivo en Canto Bar, con un interesante encabezado: Feliz No cumpleaños. “Uní mi celebración de cumpleaños con un pre estreno de mis primeros singles, que espero lanzar este año. Estoy muy contento, porque hemos tenido muchas horas de ensamble y ensayos y me alegra que por fin llegue el momento de mostrar a muchas más personas lo que estamos haciendo con tanto cariño, y en un espacio como Canto Bar, que me da esa vibra de recuerdos que tanto me gusta”, comenta el artista.

La música de Diego nace de las experiencias propias y de cercanos, relatando así historias de amor, dificultades de vida y reflexiones sobre qué somos en este cotidiano. “La música radial en la actualidad a veces es un poco cerrada a las emociones reales. Hay artistas que se diferencian de esto. Pero hay muchos que no. Que sus discursos vienen de mantener una imagen o una fórmula. No es que sea algo malo, pero no es sincero. Lo que escribo trato de que sea sincero. Si no puedo conectar con la emoción mía o de otro, la canción no tiene sentido. Es como en la vida, si no me conecto con un otro ¿cómo puedo comunicarme con esa persona?”, dice el compositor.

Honestidad, historias, un grato ambiente y una experiencia musical diferente espera al público para este domingo (publicó que ya agotó las entradas), en un concierto que parece recordarnos lo importante de seguir conectados en este vertiginoso mundo.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.