Es un disco que muestra una faceta más atmosférica, melódica, pero también dinámica y energética de Metadona gracias al aporte del beat, sin olvidar sus raíces rock al seguir utilizando voz, bajo y guitarra como elementos análogos primordiales en su propuesta.

Metadona es una banda colombiana integrada por Diego Alvarado (voz líder, beats y sintetizador), Julián Ossa (guitarra y coros) y Juan Vicente Gómez (bajo y coros) que nace en Bogotá a finales del año 2017 con el fin de convertirse en un referente de la escena post punk nacional, a través de un sonido propio, moderno y contundente, que pueda transportar a diferentes estados emocionales, en ocasiones contradictorios, pero también complementarios bajo su lema “Bailemos aunque estemos tristes”.

El grupo con influencias post punk, electrónica, punk, rock, grunge, hardcore, metal e indie, transita en sus canciones por diferentes estados, explorando temáticas que van desde el uso de la tecnología como mecanismo de control, la muerte, el dolor, la enajenación, las rupturas amorosas, los planes frustrados, la confusión, el miedo y la sociedad.

Metadona presenta su nuevo disco ‘Pánico Moral’, descrito como el contenedor de muchas experiencias, pues sus letras no siguen una misma línea, cada una expresa un momento y una temática puntual. El grupo explora diferentes atmósferas y texturas, manteniendo una capa de “oscuridad” e integrando elementos vanguardistas, marcados por los sonidos electrónicos como conectores. Es una invitación a dejarse llevar por la exploración electrónica y las melodías cercanas al pop sin perder su identidad post punk.

“‘Pánico Moral’ refleja un punto de quiebre en la banda que nos llevó a enfrentarnos a lo desconocido, a abrir nuevas puertas y atravesar los umbrales. También nos llevó perder el miedo a los cambios y a expresar los sentimientos. Creemos que cuando se desafían las normas se puede generar un Pánico Moral”, comenta el grupo.

Para la portada y concepto gráfico del disco, Metadona trabajó con el diseñador gráfico Andrés Pulido Parra (@reticula2018), quien interpretó la intención del grupo de “darle color a la oscuridad” y aplicar el color magenta a las piezas, aspecto representativo de la nueva imagen de la banda. A su vez, Metadona se basó en el soporte teórico del álbum de atreverse a cruzar barreras lo cual los llevó a la imagen de una puerta proyectando lo inexplorado o desconocido y manteniendo la intención de atravesar el umbral.

“Somos muchos los que sufrimos con cargas emocionales que no siempre son fáciles de exteriorizar y, usualmente, confluyen en la depresión. Ahí es donde el disco, con sus elementos electrónicos y una faceta más melódica, propone una vitalidad poco explorada en el género. Queremos transmitir energía y melancolía a la vez, una amalgama a la que llamamos también dark pop”, enfatiza Metadona.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.