Durante la semana, el legendario guitarrista Slash realizó una conferencia de prensa virtual -muy propia de esta época de pandemia que aún no se va- en la que se dio tiempo para abordar diversos temas a propósito del inminente lanzamiento de su nuevo álbum junto a Myles Kennedy and The Conspirators, titulado simplemente “4”. Rock Legacy Webzine estuvo presente en dicho encuentro y acá te contamos lo que éste dejó.

El ADN del álbum: Dave Cobb y Glyn Johns

En relación a la dirección y al enfoque de este álbum, Slash señaló que conversando con el productor Dave Cobb, éste le habla de lo mucho que admira el trabajo de Glyn Johns, quien es conocido por su trabajo en icónicos discos de bandas tales como The Who, The Rolling Stones y Led Zeppelin, entre otras. Al respecto Slash señala:

“Soy un gran fan de él (Glyn Johns) ya que él fue uno de los grandes pioneros en cuanto a producción de finales de los 60’s y durante los 70’s. Fue el responsable de varios de mis álbumes favoritos de rock n’ roll así que cuando Dave Cobb me menciona su nombre, yo así como que digo: “Hacia allá es exactamente donde quiero llegar (con este nuevo disco)”.

Cómo fue trabajar con Dave Cobb como productor

Slash nunca había oído hablar del productor Dave Cobb. No tenía idea que había producido una larga lista de discos de música country hasta que buscó información al respecto. Su nombre llegó a oídos de Slash como sugerencia. Slash, al conocer lo crudo, lo aterrizado y, principalmente, lo refrescante que le resultaron los álbumes de country que Cobb había producido, a diferencia de aquellos que se acercan más al pop y que -según Slash– suenan todos iguales, no dudó en contactarlo. Sobre todo después de enterarse de que Cobb había estado detrás de álbumes de la banda Rival Sons, que -según Slash– es una de las bandas modernas de rock que más le han gustado en el último tiempo. Fue durante estas conversaciones con Cobb en donde surge el nombre del productor Glyn Johns así como también la idea de grabar en vivo, todo de una vez, las canciones de este nuevo álbum.

Al respecto Slash señala:

“(Grabar en vivo todo de una vez) es algo que había querido hacer toda mi carrera y ningún productor me había permitido la oportunidad de hacerlo porque no les gusta arriesgarse a que hayan pifias o sonidos indeseables en los micrófonos y todo aquello.”

Esta permisividad fue lo que enganchó a Slash con Dave Cobb y fue así como partieron a Nashville a grabar el disco en el estudio A de RCA. Slash quedó admirado de la sala de grabación pues en sus paredes habían imágenes de icónicos cantantes de country que también habían grabado sus álbumes ahí, como Waylon Jennings, Johnny Cash, Dolly Parton, entre otros. En relación a esto, Slash señala que al ver esas fotos de todos esos artistas “tú como que te introduces en esta especie de aura muy creativa. (…) Fue muy inspirador”.

Luego de eso, la banda se instala en la sala y comienza a improvisar. Slash señala que la pasaron muy bien y que Dave Cobb estuvo genial, era además como una especie de “sexto Beatle”, llegaba con su pandero, tocábamos, y él muy entusiasmado daba ideas muy buenas. Fue una gran experiencia de trabajo.

La crudeza sonora del “en vivo”

En comparación a sus trabajos anteriores, “4” es un álbum que musicalmente se percibe más crudo o más sucio, si se quiere. Consultado sobre este aspecto, Slash señala que se debe a la naturaleza de la actitud que surge cuando todos están tocando juntos en una misma sala. Es un poquito más agresivo pero más que nada sonoramente crudo. El guitarrista profundiza: “Hay una cierta energía que ocurre así que una de las cosas importantes respecto a cómo se grabó este álbum es que estás capturando una energía que normalmente se pierde cuando estás en el estudio”.

Slash comparte la opinión de quienes señalan que es posible percibir, al oír las canciones del álbum, que está toda la banda junta en la sala tocando. Esta es una de las cosas que al guitarrista siempre le llamó la atención en sus inicios. Al respecto, confiesa que siempre le sedujeron aquellos álbumes en vivo, que era una especie de obsesión que tenía con capturar la energía, algo que data de cuando empezó a tocar guitarra. En relación a esto, Slash profundiza:

“Siempre fui fanático de los álbumes en vivo de diferentes bandas ya que en los 70’s salían muchos y así fue cómo conocí los catálogos enteros de las bandas y cosas así, pues como no tenía mucho dinero no podía comprar todos los discos entonces el registro en vivo era como una especie de grandes éxitos pero, al mismo tiempo, tenía esta energía inmediata que no encuentras en un disco de estudio, así que pienso que siempre quise capturar aquello en registros en estudio.”

El rol de la tecnología en la sala de grabación

Si bien Slash entiende la fascinación que hay con el desarrollo tecnológico en las salas de estudio, cuestiona el papel que éste cumple a la hora de registrar las canciones. “Puedes hacer lo que quieras sin siquiera haber tenido que tocar una nota”, apunta el guitar hero. “Sé de muchos discos que han sido grabados por bandas que se dicen llamar bandas pero que…realmente… son trozos unidos y nunca han tocado una canción completa.”

Y agregó:

“Ya sabes, cuando estás en una banda de rock n’ roll, como que sólo tienes un trabajo (se ríe) y creo que deberías ser capaz de aparecerte por el estudio y ser capaz de tocar tu instrumento (…) no necesitas un productor que haga todo aquello por ti.”

Para Slash tampoco es algo de lo que haya que sorprenderse: “Esa fórmula existe desde que el pop se convirtió en un estilo de música masivo (…) es sólo que ahora se hace más fácil engañar a la gente con que están escuchando algo producido por un artista cuando en realidad no lo es.”

Slash, Myles Kennedy and the Covid-spirators

La pandemia del Covid-19, que aún sigue entre nosotros luego de dos durísimos años, golpeó directamente a la banda en este último tiempo. No sólo porque dilató la posibilidad de reunirse para grabar el disco sino que también les afectó la grabación misma. El primer miembro en dar positivo al examen fue el vocalista Myles Kennedy (Alter Bridge), quien llamó a Slash para informarle de su situación. Así lo recuerda Slash: “Fue un poco chocante porque habíamos tomado todas las precauciones necesarias para mantenernos alejados del virus al llegar al estudio por lo que después de que terminamos de grabar el disco, recibo una llamada de Myles (Kennedy) diciendo que había dado positivo.”

El guitarrista no podía entender cómo eso era posible considerando que todo el resto había dado negativo al test. Como sea, al final fue todo una especie de efecto dominó después de eso.

“Se grabó la música, se grabaron las voces, todo, yo estaba listo así que lo único que faltaba era hacer unos cuantos overdubs y segundas voces y luego Myles se fue a cuarentena. Brent (Fitz, baterista) y Todd (Kerns, bajista) también dieron positivo después así que también se fueron a cuarentena, entonces Frank (Sidoris, guitarrista) se fue a casa; nunca lo agarró (el covid)”, agregó, “luego yo dí positivo así que me fui a cuarentena (se ríe)”.

Para ese entonces Myles y Todd empezaron a sentirse mejor así que se envió equipo a la casa en donde nos estábamos quedando y ellos hicieron las voces de fondo, luego Brent se recuperó y ya entonces todos estábamos mejor entonces fuimos y mezclamos la grabación. En cierta medida fue un traspié, un susto, que te da la idea de cómo este virus le puede dar a cualquiera. Fue una especie de aventura, por decirlo de alguna forma (se ríe).

“Spirit Love”: ¿Inspirada por The Beatles?

El sexto track del próximo álbum, 4, se titula “Spirit Love” y llama la atención por la sonoridad, pocas veces oída a Slash. Al respecto se le consultó cómo surgió la inspiración para dicha canción y si acaso The Beatles tuvo algo que ver en ello a lo que el guitarrista respondió:

“Es curioso, es divertido. Es una buena pregunta, de todas formas. Tengo el sitar eléctrico desde la década de los noventa pero nunca lo había usado porque me parecía muy cliché (…) nunca quise hacer nada que sonara como que estuviese intentando ser The Beatles o cualquier banda sesentera que haya utilizado sitar (…) en fin, cuando escribí la música, hice la introducción en la guitarra y me pareció bien pero entonces cuando estábamos empacando para irnos a Nashville empiezo a pensar: “¿Sabes qué? esa parte en particular sonaría muy bien en el sitar”. Así que fui por el sitar y lo eché a la maleta y partimos a Nashville y grabamos la canción. En un principio, con la guitarra en la introducción y luego volvimos, enchufamos el sitar a mi (amplificador) Marshall y entonces tocó la introducción de esa manera y la grabamos (…) sonaba muy bien nunca me pareció que sonara a The Beatles ni a nada parecido (…) tiene como una cuestión como que suena al medio oriente así que básicamente así fue como ocurrió.

La química con Myles

Consultado sobre su relación con el cantante Myles Kennedy, Slash bromea con que “la química entre ellos es una especie de entidad en evolución” y luego agrega que no sabría indicar con precisión qué es lo que hace que la relación sea tan buena pero que por el hecho de estar trabajando por tanto tiempo, “tú empiezas a conocer realmente a la otra persona y a gran parte de lo que puede que haga y las cosas que puede que le gusten y las cosas que podrían funcionar y, bueno, tú sabes, como que ocurre de manera natural y tú sigues la onda.”

Respecto a por qué el cantante encaja bien con él en lo musical, Slash recuerda que fue algo que pasó de manera orgánica cuando se vieron por primera vez. 

“La verdad es que escuché a Myles cantar una letra y melodía original de una pieza musical mía antes de oírle cantar cualquier otra cosa, pero también antes de siquiera conocerle, entonces lo primero que hicimos juntos fue realmente especial. Fue un demo (…) le envié una pieza musical y él escribió la canción “Starlight” y cuando escuché por primera vez ese demo fue como “wow, está genial, no conozco a este tipo” así que voló a Los Angeles y nos conocimos en el estudio y tuvimos muy buen fiato casi altiro (…). Fue una cuestión como mágica, química que se dio en el momento, y luego grabamos la versión de estudio de la canción y yo tenía otra pieza musical que no tenía voces así que le pregunté si estaba interesado en cantarla y esa fue la canción que finalmente terminó siendo “Back from Cali” (de su homónimo primer disco solista), así que esas dos canciones fueron fruto de la casualidad y así es como comenzó nuestro proceso colaborativo y la verdad es que no ha cambiado mucho. Yo llego con música y él de la nada sale con algo cool y así hemos estado (…). Nos llevamos demasiado bien en lo personal y creo que, al final, nos inspiramos mutuamente, tenemos una gran química y eso fue lo que bastó: trabajar juntos.”

Finalmente al ser consultado sobre si se le pasó por la cabeza cuando recién comenzó a trabajar con Myles Kennedy que llegaría hasta este punto en el tiempo, Slash confiesa que no es un tipo que piense mucho ni en el pasado ni en el futuro. Al respecto recuerda:

“Cuando nos juntamos con Myles, era por lo del (primer) disco y la gira, y luego durante esa gira fue que empezamos a escribir música para lo que terminó siendo el disco “Apocalyptic Love” y así ha ido creciendo la bola de nieve de esa forma. En ese momento nunca pensé en llegar hasta este punto pero acá estamos, hemos estado juntos por 12 años, con este cuarto disco juntos, como que quedé medio impactado porque no se me había pasado por la cabeza que llevábamos tanto tiempo juntos (se ríe), así que no, ni siquiera me imaginé estar juntos por tanto tiempo.”

4”, el cuarto álbum de Slash con Myles Kennedy and The Conspirators, será lanzado el próximo 11 de febrero y será el primero bajo el alero de Gibson Records. Hace algunas semanas lanzaron el tercer adelanto de éste, titulado “Call off the Dogs”, precedido de los singles “The River is Rising” y “Fill my World” que fueron lanzados en octubre y diciembre, respectivamente. 

Se espera que a finales de este año o a principios del próximo Slash con Myles Kennedy and The Conspirators se embarquen en una gira promocional, una vez que el guitarrista haya cumplido con las fechas que tiene junto a Guns n’ Roses y que han sido reprogramadas debido a la pandemia, entre esas, el show que darán el 5 de octubre en el Estadio Nacional.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.