Hellgarden, la banda de black metal chileno, acaba de estrenar su nuevo álbum llamado “Rise of the Beast”, el cual lograron lanzar bajo el sello estadounidense Brutal Records, el que sin duda llegó cargado de la más pura potencia y del cual debemos destacar que interpretan completamente en inglés.

El ascenso de la bestia comienza con “Intro (The Pact)”, donde en cerca de un minuto nos adentran en las suaves y tenebrosas melodías en lo que estos copiapinos nos deleitarán en las ochos pistas restantes”. Luego continúa “Blackwolf”, el único single que fue lanzado de manera previa y ahora entendemos el porqué: riffs potentes, una batería que no da tregua, un teclado que posiciona toda la atmósfera melódica, un bajo implacable y una voz profunda y rasposa.

Marquis of Snakes”, el tercer tema, comienza muy suave y melódico pero eso dura poco ya que pronto nos azotan con toda la fuerza del black metal: nuevamente la interpretación de los instrumentos es potente, donde casi al final del tema las voces nos sorprenden con una especie de discurso pausado para nuevamente sorprendernos con su interpretación potente y rápida.

The Cross in Ashes” abre con vientos y teclados que dan paso a las guitarras melódicas, a los tambores rítmicos, al bajo en su punto y a la voz rasposa de Daniel Iturra. Los coros hacen un trabajo que cumple con el acompañamiento oscuro perfecto y que incluso sorprende con su aparición.

Continúa “When Witches Burn”, la más extensa del disco, la que nos adentra a una de las temáticas en la que está inspirado el disco: la quema de brujas, la época de la inquisición y la era más oscura de la religión. Aquí una vez más todos aparecen con toda la potencia, en altos y bajos de la canción donde cada uno tiene su destacado protagonismo y que no dejan de sorprender con los cierres del teclado y las segundas voces como una especie de respuesta a lo que Iturra nos canta. Excelente mezcla .

Ya en la mitad del álbum nos encontramos con “Interludio (Sigh for Pain)”, la que sin duda es una meseta ‘suave’ de casi un minuto en comparación a sus antecesoras y la que llama a la bestia a continuar con su ascenso…

Demoniac Convocation” es otra pista que comienza lenta y melódica pero que pronto trae todo el potente virtuosismo de los seis integrantes en cada uno de sus puestos. Su coro es implacable y la interpretación nos atrevemos a decir que es una de las más rápidas y rítmicas del disco, y que de a poco va aumentando su fuerza y volumen. Acá hay unos solos de guitarras dignos de considerar, que se llevan el protagonismo al centro y final de la canción. 

Ya casi acercándonos al final nos encontramos con “Storm’s Knights”, la que como su nombre lo adelanta, nos recibe con sonidos de tormenta y rayos. Otra canción con cambios lentos, rápidos y dramáticos en sus melodías, y donde nuevamente aparecen los teclados y las segundas voces en una especie de respuesta melódica y calmada, una mezcla interesante y un recurso asegurado y bien logrado por la banda.

Finalmente, “Rise of the Beast” culmina con “The Last Dance in the Mist”, la que fiel a la tónica del disco, comienza profunda y suave con un canto a dos voces y a dos guitarras como protagonistas. Es más pausada en comparación con las otras pero no deja de ser atrayente a los sonidos oscuros insignes de Hellgarden

Daniel Iturra en la voz, Francisco Galvez y Kako Poblete en las guitarras, Karlos Mondaca en el bajo, Jaime Acuña en los teclados y Michael Ríos traen un aplastante debut en Brutal Records con “Rise of the Beast”, una invitación a disfrutar y dejarse llevar por lo característico del death metal chileno que también roza lo melódico, una invitación a presenciar el ascenso de la bestia en más de 40 minutos.

Escucha “Rise of the Beast” aquí: 

By Maro Tapia

Editora de Prensa en Rock Legacy Webzine. Periodista, melómana y a veces me creo fotógrafa...

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.