Una grata noche se vivió el pasado viernes 26 de noviembre en Sala Metrónomo junto a Aisles y su vuelta a los escenarios con público presencial. Es muy agradable ver en vivo a una banda que disfruta lo que hace sobre el escenario con una perfección técnica tan presente como característica. Algo necesario para el rock progresivo que profesan en sus trabajos de estudio.

La cita era a las 21:00 hrs y la banda apareció en escena con un retraso elegante de 15 minutos, los cuales fueron olvidados rápidamente apenas empezó la música. “Fast” y “Disobedience”, dos de los singles estrenados durante este año fueron las encargadas de abrir el show, entregando energía pura con cada riff y melodía. La solidez de su puesta en escena, apoyada en pantallas led que presentaban fragmentos de videoclips de la banda, eran palpables desde el primer minuto. 

Luego de ello es que la banda saluda al público que llenaba la sala y nos comentan que esta vuelta a los escenarios es también la primera vez que su nuevo vocalista, Israel Jil, se presenta junto a la banda frente a un público. Inmediatamente arremeten con “Clouds Motion”, vuelta al pasado de la banda. Puntualmente al 2005 cuando estrenaron su disco “The Yearning”, acompañada de las conocidas “The Poet, Part I & II” y “Upside Down”, temazos de la placa conceptual de 2016 “Hawaii” y que encendieron la sala.

Un pequeño quiebre de agradecimiento por parte de la banda para pasar de inmediato en una seguidilla de canciones que revisitaron su trayectoria musical. La melódica “CH-7” es acompañada por “Smile Of Tears”, del disco “In Sudden Walks” de 2009. Luego Israel desaparece de escena para pasar por su reciente singleThanks To Kafka”, canción interpretada en voz principalmente por su guitarrista y compositor Germán Vergara, con una dedicación e histrionismo muy característicos. Israel vuelve para “4:45 AM”, uno de los singles más escuchados de la banda perteneciente al disco homónimo de 2013, seguido de su más reciente sencillo estrenado “Megalomania”.

El concierto se detiene súbitamente para una despedida falsa que encendió de inmediato a la gente que empezó a pedir más de Aisles, sólo para volver a los pocos minutos con una última batería de canciones que incluyeron “Summer Fall”, las no catalogadas “Wharf Intro” y “Wharf Outro” que contenían en medio a la poderosa “Revolution Of Light”. La banda termina su presentación con la familiar y esperada “Club Hawaii”, canción celebrada y vitoreada hasta el fin, con Israel ejecutando un violín eléctrico en conjunto con las guitarras que empastaban perfectamente y que dejó al público ya satisfechos de tanta energía, poder y música. 

El show terminó pasadas las 23:00 horas en un ambiente de lo más cálido y con una sensación de haber presenciado un show de mucha calidad, pulcro, con precisión y exactitud que se agradecen. Es notable ver que una banda se preocupa tanto por sonar en vivo lo más parecido a sus trabajos de estudio. Definitivamente un punto muy importante a considerar. 

Aisles es una banda que remite inmediatamente al rock progresivo más actual, muy cercano a Porcupine Tree en algunos pasajes y al lado más melódico del movimiento Djent. Si son fans de este estilo de música y llegan a toparse con alguna presentación de ellos, no duden en asistir. Totalmente recomendables.

 

Fotografías por Ricardo Byr – Rock Legacy Webzine ®

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.