Conocido por su participación en los grupos Almah y Angra, el vocalista brasileño Edu Falaschi comenzó su carrera como solista.  Lanzó “Moonlight” (2016), donde repasa los grandes éxitos de Angra tocados en piano; “Ballads” (2017) que, tal como lo indica su nombre, recopila las baladas icónicas en su paso por la misma banda y lanzó un EP: “The Glory of the Sacred Truth” (2018). Además, el año pasado lanzó un DVD titulado “Temple of Shadows in Concert” (2020), donde durante dos horas Falaschi deslumbra con la interpretación del clásico disco de Angra. 

Pero en mayo de este año, lanzó su primer álbum: “Vera Cruz” (2021). Es una obra conceptual situada entre Brasil y Portugal, en los tiempos donde navegadores portugueses descubrieron la isla de Vera Cruz. Sin más preámbulos, veamos qué nos dejó este debut de Edu Falaschi como solista. En esta ocasión le acompañan Aquiles Priester (batería), Fábio Laguna (teclados), Raphael Dafras (bajo), Roberto Barros (guitarra) y Diogo Mafra (guitarra).

El disco parte con “Burden”, una introducción sinfónica de dos minutos que da todo el ambiente al segundo tema que comienza con todo: “The Ancestry”. Es power metal a la vena, sin duda que desde el comienzo vienen los recuerdos de su época en Angra. Las guitarras siempre acompañan con diferentes figuras que recuerdan mucho un estilo neoclásico. En cuanto a Falaschi, parece un cantante renovado y lleno de energía que desde el comienzo y, en especial en el coro, demuestra que sigue vigente. Los arreglos sinfónicos y el incansable doble bombo de Priester le dan una velocidad y dinámica al tema muy buenos. 

Luego sigue “Sea of Uncertanties”, una canción que a muchos les recordó a “Angels and Demons” del “Temple of Shadows”. Nuevamente Falaschi se luce especialmente en el coro y el trabajo en los solos de Roberto Barros es impresionante. El tema tiene unas secciones más progresivas que le quitan la monotonía de la típica canción de power metal y la hace aún más disfrutable.

Aquí bajamos la velocidad con “Skies in Your Eyes”, una balada que al principio recuerda mucho a “Streets of Florence”. Las guitarras acústicas y la orquestación de fondo exquisita que encaja de manera perfecta con las notas cantadas por Falaschi, hacen que esta balada no desentone luego de dos canciones llenas de velocidad.

Avanzamos y nos encontramos con “Flor de la Mar”, una nueva introducción cargada de toques sinfónicos que da paso a “Crosses”, canción que vuelve a llevarnos en la espiral del power metal más melódico y donde Falaschi vuelve a demostrar su nivel vocal con unos agudos tremendos. Los arreglos sinfónicos le dan el ambiente, especialmente en los coros.

Ya vamos en la mitad del disco y llegamos a “Land Ahoy”, el tema más largo del álbum. Superando los nueve minutos de duración, este tema está plagado de elementos: las guitarras acústicas en los primeros minutos, una cantidad increíble de elementos sinfónicos, un coro poderoso cantado por Falaschi, un solo de guitarra acústica exquisito de Barros y una combinación de beats tribales y selváticos que, casi como un crescendo, se combinan con un ritmo un poco más progresivo y power de los demás instrumentos. Un temazo de principio a fin.

“Fire with Fire” es el siguiente tema. Este destaca por sus pasajes más progresivos, donde Priester demuestra que no sólo es velocidad y doble bombo a tope. Los riffs encajan perfecto con la voz de Falaschi y, sin dudas, los solos son de lo mejor de la canción (y del disco en general).

Con una introducción que juega con ambientes casi carnavalescos y donde conjugan las guitarras eléctricas y acústicas llega “Mirror of Delusion”. Aquí volvemos al power metal puro y duro. Nuevamente, los solos de Barros sobresaltan y las orquestaciones le dan todo el ambiente al tema. Punto aparte para el final que recuerda a “Running Alone” del “Rebirth”.

Luego de una nueva dosis de power metal llega “Bonfire of the Vanities”. Otro tema lento donde la voz de Falaschi y los arreglos orquestales se complementan de manera perfecta. Nuevamente, el solo de guitarra es exquisito, con un feeling hermoso. Las guitarras acústicas sin duda suman a generar el ambiente de dramatismo que el tema requiere.

Ya casi en el final del disco seguimos con “Face of the Storm”, el segundo tema más largo de “Vera Cruz”. Un tema donde los elementos power y progresivos toman la batuta en un ambiente -a ratos- oscuro con la voz gutural de Max Cavalera (Sepultura, Soulfly, Cavalera Conspiracy), que se contrapone totalmente con los agudos de Falaschi. Dos estilos que se complementan de manera perfecta gracias a los instrumentos y orquestaciones que hacen que los siete minutos de canción pasen volando. Sin dudas de los puntos altos del disco.

Finalmente, la canción que cierra el disco es “Rainha Do Luar”, otra canción donde Falaschi está acompañado. Esta vez por Elba Ramalho, un dueto donde el piano toma protagonismo y resalta su letra cantada en inglés y portugués. El tema va tomando fuerza poco a poco y ambas voces se compenetran de muy buena manera en el coro. Una power ballad más que digna para cerrar el disco.

En resumen, “Vera Cruz” es un disco que trae muchos recuerdos de tremendos discos de Angra como “Rebirth” y “Temple of Shadows” (producciones donde estaba Falaschi, obviamente). Asimismo, pareciera que el vocalista tomó un segundo aire luego de ser tan criticado durante los últimos años, especialmente por sus interpretaciones en vivo. 

Vera Cruz” posee grandes canciones de power metal (con toques progresivos y sinfónicos) y, sin dudas, está entre los mejores discos de la escena de este año. Álbum más que recomendado para todos los amantes del género.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.