Esta banda española de power metal viene desarrollando su potente música desde 2010, año en que editan su disco debut “Génesis”, y no pararon hasta 2015, en donde editaron su tercer y último disco original, para dar paso a un fructífero período de cuatro años girando y tocando en vivo, consolidándose en la escena. Durante este tiempo, acumulan una buena cantidad de material para publicar este disco aniversario/compilatorio “2010-2020”

La banda se pasea en sus distintos temas entre un heavy metal melódico y un power metal con coros épicos y secciones memorables. Lo interesante de este material es que escogieron una serie de canciones representativas de su carrera, y las regrabaron, lo cual le entrega una distinción para quienes ya estaban familiarizados con sus temas, y una apuesta de calidad sonora garantizada para quienes lleguen a oírlos por primera vez. Es muy interesante que la banda no agrupa las canciones en orden cronológico, sino que se van uniendo en aparente desorden, pero con una afinidad de sonido que se hace muy natural. 

El disco abre con “Inmortal” del disco del mismo nombre, de 2012. El tema es fascinación segura para los fans del estilo, con su velocidad y sus riffs frenéticos, leads de guitarra melódicos y voces altas que impregnan emoción en sus versos. “Hoy debes luchar” mantiene la velocidad en alto, jugando con algunos cambios que le dan dinamismo. Con “Despertar”, el tercer track del disco, juega con el groove, hasta explotar nuevamente en velocidad, pero con riffs más oscuros (me recuerda a “Save us” del “Keeper II” de Helloween). Enseguida, viene “La caída de Numenor”, del disco debut “Génesis”, el cual se hermana perfecto con el tema anterior, mostrando una gran coherencia de sonido entre los distintos lanzamientos de la banda. 

La segunda parte comienza con “El eco de tu adiós”, bajando las revoluciones de forma casi total, dando vida a una power ballad que posee un gran coro, épico y sentido, y que no transa en su emotividad, finalizando muy alto. Momento destacado del disco. 

Posterior a esto, el disco retoma el power metal más tradicional, con ciertas variaciones que atrapan la atención del oyente. El cierre es con “Llanto de fuego”, el tema más extenso y que pertenece a su último disco, llamado “Última alianza”. La canción no escatima recursos, otorgando momentos veloces, así como otros de medios tiempos perfectos para corear con el puño en alto. 

La selección de temas de “2010-2020” está muy bien hecha, entregando una muestra de lo que son capaces de crear y ejecutar, con distintos motivos y estilos dentro de lo que hacen, paseando con total comodidad y maestría en la ejecución. Con todas estas credenciales, de seguro este disco será la entrada perfecta para muchos fans del estilo a la música de Dagorlath.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.