Durante esta tarde, la policía del Estado de New Hampshire, ubicada al noroeste de Estados Unidos, ha emitido  una orden de arresto contra el cantante Marilyn Manson por la presunta agresión a una operadora de cámara ocurrida en un concierto realizado en agosto de 2019. Dicho delito, según las legislaciones del Estado, constituyen una pena de cárcel de hasta un año y una sanción de hasta 2 mil dólares.

La orden de arresto contra Manson se ha hecho pública en el perfil de Facebook del cuerpo policial de Gilford, que señala que tanto el artista como su agente y su asesor legal ya estaban en conocimiento de dicha orde, pero -según el comunicado emitido “no han hecho ningún esfuerzo por volver a New Hampshire y responder a los cargos pendientes”.

Según ha asegurado el abogado de Manson, Howard King,  la acusación por este delito llega tras “haber recibido una demanda de la operadora de cámara por más de 35.000 dólares después de que una pequeña cantidad de saliva entrara en contacto con su brazo”. En dichas declaraciones, King ha añadido que, después de haber reclamado evidencias del daño denunciado, nunca recibieron una respuesta. “No es un secreto para nadie que haya acudido a un concierto de Marilyn Manson que le gusta ser provocador en el escenario, especialmente cuando hay cámaras delante”, ha añadido el abogado, que asegura que “toda esta afirmación es ridícula”, pero que se comprometen a colaborar con las autoridades como, dicen, han hecho “en todo momento”.

Por el momento, el representante de Manson no ha hecho comentarios al respecto.

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.