Un esencial de la escena de Canterbury en Inglaterra, por no decir el disco más relevante de aquel movimiento, acaba de cumplir 50 años. El 8 de abril de 1971 se publicaba este disco, que sigue siendo un referente para el mundo progresivo y para muchos fuera de este espectro, ya que su estilo no se apega totalmente a la escena avant-garde

Un disco redondo, con temas de potencial tremendo, de sonido refinado y a la vez pop, junto a composiciones más intrincadas de gran calidad e ingenio. Caravan había crecido desde el underground, desarrollando en circuitos universitarios una fama creciente que derivó en que su segundo disco, “If I could do it all over again, I’d do it all over you”, fuera editado por el sello Decca. Pero en esta tercera aventura discográfica el sello encargado sería la subsidiaria de Decca, Deram, que funcionaba como el hogar de la música progresiva, lo cual lo convertía en un movimiento lógico y que, en teoría, les haría ganar más atención mediática.

Abriendo con “Golf Girl”, el disco se hace irresistible por el sonido del trombón y un ritmo cautivante. Originalmente titulada “Group Girl”, la canción fue compuesta por el bajista Richard Sinclair para su novia y futura esposa, Trisha. Tema muy oreja, junto a “Love to Love You”, el primer sencillo del disco que apareció un 12 de febrero de aquel año, en un single en donde la cara B, extrañamente, correspondía a “Golf Girl”. “Love to Love You” es la única composición del guitarrista y vocalista Pye Hastings, quien hasta el disco anterior llevaba la batuta en este sentido. Acá quien tiene mayor relevancia en cuanto a composición es Richard Sinclair, aportando también con “Winter Wine”, el segundo tema del disco y probablemente su obra más destacada como compositor, según sus propios compañeros.

“Nine Feet Underground” debía ocupar un lado completo del disco de vinilo, una suite de 22 minutos que hipnotiza en un gran trabajo de base batería-bajo, variados solos de teclado y las voces repartidas entre Hastings y Richard Sinclair. Sin poseer una complejidad tremenda ni una pomposidad exagerada, lograron resultados que encandilan, convirtiéndose en un esencial de los shows en vivo de Caravan desde ese momento en adelante. El nombre de la canción lo dio el tecladista David Sinclair, principal compositor de ésta, ya que en esa época el piso en donde vivía estaba en un sótano, que se encontraba justamente “Nueve pies bajo el nivel de la tierra”.

Pese al alto nivel compositivo, algo sucedió, pues no lograron masificarse al nivel que su potencial y las reseñas indicaban. Según recuerdan los músicos, durante todo el proceso de grabación sintieron una gran libertad para trabajar, por lo cual se tomaron su tiempo, felices, sin imaginar, en ese instante, que el gasto del sello en horas de estudio iría en desmedro directo del presupuesto en promoción. Obviamente esto no le quita mérito alguno al trabajo editado, pero sí mermó el alcance que tuvieron y derivó en cierta decepción y en el retiro del tecladista Dave Sinclair para fundar Matching Mole, una nueva banda junto al ex Soft Machine, Robert Wyatt

La alineación original de la banda se quebraba, aunque años después volverían a encontrarse. La búsqueda e integración del reemplazo de Dave, Steve Miller, a quien conocían desde los primeros días de Caravan en Canterbury, dice mucho del modo de trabajar de la banda. Pye Hastings lo resumía así:

“Creo que siempre funciona mejor si trabajas con amigos. Las cosas podrían haber progresado en una forma más rápida si hubiéramos adoptado una forma más tipo negocio. Tener a alguien en el puesto sólo porque es un trabajo lo hace convertirse en un trabajo, y así, menos personal y probablemente se pierde el punto de vista inicial”.

Se les podría acusar de falta de ambición hasta cierto punto, pero nunca transaron sus ideales.

El disco, sin duda alguna, marca una época para la banda y para la escena, el cual, a pesar de mantenerse en un sitial de culto, sigue vendiendo copias, sigue re-editándose y apareciendo con nuevas versiones, como aquella con remixes de Steven Wilson cuando celebraron el aniversario 40. 

Esta pieza dice presente en cada ranking de discos de música progresiva que presuma seriedad, y seguimos aquí hablando de él y dejándonos iluminar por su destello a 50 años desde su nacimiento. Trascendencia le llaman.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.