“Llega un momento para todo vampiro en que la idea de la eternidad se vuelve intolerable. Vivir en las sombras, alimentándose en la oscuridad, sin más compañía que sí mismo, se convierte en una existencia solitaria y vacía. La inmortalidad suena como una buena idea hasta que te das cuenta que la vas a pasar solo.

Así que me fui a dormir, deseando que los sonidos del pasar de los años se desvanecieran y así experimentar la muerte, de alguna manera. Pero estando ahí tendido en mi lecho, me di cuenta de que el mundo había dejado de sonar como antes. Había algo diferente… sonaba mejor”.

Con estas palabras del vampiro Lestat, mientras se levanta de la tumba, comienza ‘Queen of The Damned’, horror film del 2002 que tuvo la suerte de ver la luz años antes de que la saga ‘Crepúsculo’ se convirtiera en la estaca que les atravesara el corazón a la películas e historias de vampiros.

Conocida como ‘La Reina de los Condenados’ en Latinoamérica, esta película pasó sin pena ni gloria tanto a nivel de taquilla como de críticas y hoy por hoy, no nos la encontramos ni en el cable básico. ¿Por qué la mencionamos? Su atrapante soundtrack.

Al escuchar el intenso, oscuro y contestatario sonido del Nu Metal de la época, Lestat decide apoderarse de una banda que ensayaba en lo que otrora fuera su hogar y así convertirse en una estrella venerada por todos y retomar lo que, a su juicio, siempre perteneció a los suyos, la total obediencia de los humanos y el control del planeta.

No obstante, por siglos, el código de los vampiros los mantuvo escondidos en las sombras, saliendo sólo para alimentarse y nada más. A lo que Lestat con sus letras responde desafiante, invitándolos a todos a salir y recuperar el sitial que les corresponde, lo que no cayó muy bien entre los no muertos.

Con esta más que interesante inspiración para hacer música, podemos apreciar que el tracklist que acompaña esta cinta fue elaborado en colaboración con algunas de las más grandes voces y músicos de la década de los 2000 y para muchos que tuvieron la suerte de estar en sus años de teenager en esa época, fue una ventana hacia una nueva experiencia auditiva.

Las canciones para la banda de Lestat fueron escritas e interpretadas nada más y nada menos que por Jonathan Davis de Korn y Richard Gibbs, siendo éste el primer proyecto musical de Davis fuera de la banda. No obstante, debido a limitaciones en su contrato con Sony BMG, se le prohibió prestar su voz para el soundtrack. Jeff Scott Soto (Yngwie Malmsteen, Journey) fue contratado para reemplazarlo, pero tampoco logró llegar al corte final.

Finalmente, el resultado que obtuvimos fueron las voces de 5 amigos de Davis: Wayne Static (Q.E.P.D) de Static-X (“Not Meant for Me”), David Draiman de Disturbed (“Forsaken”), Chester Bennington (Q.E.P.D) de Linkin Park (“System”), Marilyn Manson (“Redeemer”) y Jay Gordon de Orgy (“Slept So Long”). Siendo además Sam Rivers de Limp Bizkit, Head y Munky de Korn, L. Shankar, Vinnie Colaiuta y Terry Bozzio, el resto de los músicos en el estudio.

“Slept so Long” – El concierto en vivo de Lestat en el Valle de la muerte

El soundtrack incluye además las siguientes canciones: ‘Body Crumbles’ por Dry Cell, ‘Cold’ por Static-X, ‘Dead Cell’ por Papa Roach, ‘Excess’ por Tricky, ‘Headstrong’ por Earshot, ‘Penetrate’ por Godhead, ‘Down With The Sickness’ por Disturbed, ‘Change (In the House of Flies)’ por Deftones y ‘Before I’m Dead’ por Kidneythieves.

Sin duda alguna este sería un lineup más que digno para cualquier festival y nos entrega canciones sombrías que nos llevan por las más diversas sensaciones. Lujuria y sensualidad, odio y venganza, sed de sangre y desesperación, hacen de este disco una joya por descubrir, recomendablemente junto a una buena copa de vino.

La película basada en los clásicos personajes de “Las Crónicas Vampíricas” de Anne Rice tuvo como protagonistas al irlandés Stuart Townsend y a la reconocida cantante de R&B Aaliyah, quien interpretó a la sanguinaria reina de los vampiros, Akasha. Siendo éste el último trabajo de la cantante, quien lamentablemente se encontró con una muerte temprana en un accidente de avión. El filme está dedicado a su memoria.

Una muestra del álbum en vivo Alone I Play donde pueden escuchar el single “Forsaken” interpretado por Davis

Curiosamente, durante los créditos de la película, suena ‘Not Meant for Me’ y es la versión de Jonathan Davis, pero éstos la mencionan como la versión de Wayne Static.

Bonus track: Davis hace un pequeño cameo en la película tratando de revender boletos para el concierto de Lestat mientras de fondo suena ‘Dead Cell’. Está con un abrigo negro y sus clásicos lentes oscuros.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.