Lo que en algún momento fueron días, se transformó en semanas, luego en meses, hasta eventualmente convertirse en años. Así es como el tiempo pasa. Pareciera que fuera ayer cuando nos amanecíamos con la noticia del triste deceso de Chris Cornell. Una perdida que no ha dejado indiferente a nadie que guste de la música, en especial a los amantes del Seattle de los 90’s. Han pasado tres años de su muerte, y el legado que dejó no ha hecho más que crecer, y es que, sumado a la docena de proyectos que ha realizado sólo basta una mirada más en su historial, para toparse con más de una sorpresa.

Corría el año 1992, y la ciudad de la aguja espacial era el epicentro de la música mundial. El inesperado éxito del ‘Nevermind’ de Nirvana destronó del podio el pop que tatos años había dominado los medios. Bandas como Alice in Chains y Stone Temple Pilots se tomaban las emisoras radiales, y poco a poco, salían a la luz clásicos como ‘Nearly Lost You’ de Screaming Trees o ‘Touch me im Sick’ de Mudhoney. Es por esta época, que el director ganador del Óscar, Cameron Crowe, hacia sus primeras incursiones en el cine, llevando a cabo su película ‘Singles’ en pleno apogeo del grunge.

Revisa: Review |’Singles’ y la escena Grunge.

Es en este largometraje, donde relata la historia de un grupo de amigos solteros. Uno de éstos, es un músico llamado ‘Cliff Poncier’, personaje creado a partir de la visión que Crowe tenía de Chris Cornell. Es más, la intención del ex periodista musical, era darle el personaje al mismo frontman de Soundgarden. Aunque todo esto quedaría en nada, puesto que el cantante nunca coincidió con los tiempos de rodaje, por lo que la interpretación quedaría en manos de un joven Matt Dillon.

Sin embargo, Cornell no se desligaría del personaje, y al poco tiempo de iniciar el rodaje, le presentó al director un cassette con cinco canciones, compuestas desde la perspectiva de Cliff. Crowe comento a la revista The Rollings Stone ; “Este es Chris Cornell, como Cliff Poncier, grabando todas estas canciones. Con letras y una visión creativa total”.

Contando con la participación de lo que en ese momento era Pearl Jam -que en la película, interpretaría la banda de Cliff-, el músico creó cinco canciones, que se convertirán en prefacios de los que sería su carrera solista en el futuro. La canción ‘Flutter Girl’ por ejemplo, saldría en ‘Euphoria Morning’ de 1999 o el boceto del hit ‘Spoonman’ son piezas invaluables que se encuentran en el EP.

Aunque sin duda el gran hit sería ‘Seasons’, single que formaría parte del soundtrack de la película. Esta canción es muy reveladora de lo que fue el estilo musical de Cornell, y es que pasando por todos los estilos que van desde el hard rock de Audioslave hasta el electro pop del ‘Scream’. Acabando su carrera con un estilo muy acústico, tal como el presentado en este tema.

Las otras dos canciones, serían una manifestación de sus relaciones. Con ‘Nowhere But You’ una canción algo más pasional y ‘Missing’, una canción más del sello Ament/Gossard, tanto así que, hasta el día de hoy, Pearl Jam la versiona como tributo a su difunto amigo y mentor.

La amplia y potente carrera musical de Chris Cornell nos permite de vez en cuando ver mucho más allá de lo superficial. ‘Poncier‘ termina siendo una reliquia para todo fan amante del hijo de seattle, que con tantos proyectos nunca acaba de sorprenderse.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.