Fotografía: CRA.

Conversamos con algunos músicos nacionales para saber cómo la situación actual está afectando a la industria de la música en nuestro país.

Debido al mundo globalizado en el que vivimos, el Covid-19 está afectando a todos. No solamente en la salud, sino que también en el mercado -ya sea turismo o pequeñas empresas- trabajadores independientes y emprendedores, dentro de lo que se encuentra la industria de la música, entre otros. 

En Chile, al igual que el resto del mundo, la situación está marcada por la incertidumbre. Solo hay que ver la cantidad de espectáculos que han sido cancelados hasta la fecha, perjudicando directamente a las personas que viven de esto. Si a esto le sumamos como se vio afectado este rubro en nuestro país a consecuencia del estallido social, la situación es aún más oscura.

Según una publicación del 14 de abril, realizada por la “Industria Musical Independiente” (IMICHILE), donde dan a conocer los resultados de  un estudio desarrollado el día  16 de marzo,  que tuvo como finalidad hacer un catastro entre sus agremiados para saber cómo les estaba afectando esta situación, además de cómo preveían que serían impactados en el corto, mediano y largo plazo. Como resultado, se obtuvo el 91.1 % de los encuestados tuvo que cancelar eventos o producciones a raíz del COVID-19, mientras que el 86.7 % tuvo que cancelar giras o misiones internacionales, y en un 55.6% de cancelaciones, estas han implicado gastos para las empresas, según IMICHILE.

Las bandas nacionales tienen distintas realidades, por lo mismo esta pandemia le puede afectar de diferentes formas y matices. Un caso es el de Surfin Caramba, una banda con muchos años en la escena musical chilena que los respaldan los cuatro discos sobre sus hombros. En su currículum podemos encontrar giras internacionales, visitando lugares como Argentina, Brasil, México, Alemania e Inglaterra, convirtiéndolos en músicos con una vasta experiencia sobre los escenarios criollos y extranjeros.

A pesar de lo anterior, la pandemia afectó la planificación que tenían cuando estaban trabajando en un nuevo disco. Así lo señala Rodrigo Lemus, encargado de contrabajo y coros: “iba a estar para el 2021. De aquí a que nos podamos juntar a ensayar, volver a tocar en vivo antes de grabarlo queda para el próximo verano…olvídate, se atrasó un año”, contó.

Fotografía: Gentilza Surfin Caramba

Con respecto a cómo afecta en lo económico señala que “nosotros tenemos suerte de tener una pega estable, para chauchas de la casa tenemos, pero evidentemente todo el resto se ve afectado. Las platas que entran se ocupan en instrumentos, producciones, merchandising y todas esas cosas que se van ahorrando justamente para el disco. Esa plata ahora no sabemos de dónde va a salir”. Recalca Rodrigo que una de las cosas que más les ha afectado es no poder juntarse a tocar, no poder ensayar los temas nuevos y no poder tocar en vivo, ya que “eso a la banda le afecta más que el tema económico”, enfatiza el músico.

Por otro lado Gio, -voz femenina de la banda emergente de música punk chilena Cabaret Psycofuzz- cuenta que: “Estábamos con el proyecto de terminar de grabar el EP en buena calidad antes que terminara el primer semestre de este año. Queríamos subirlo a plataformas de streaming en junio pero todo se detuvo. Nos sumamos a la prevención. Tienen que quedarse en casa quienes puedan y estamos trabajando en letras y sonidos hasta que podamos volver a compartir el pequeño espacio de la sala de ensayo”, comentó la artista.

Además, aseguró que este período se lo están tomando con calma. “De todas maneras tuvimos la suerte de que estrenamos el video de nuestro tema ‘La Bicicleta’ la semana pasada, con el que no  hemos estado moviéndolo un poco y compartiéndolo en las redes sociales”, enfatizó Gio.

Lo importante de toda crisis es sacar experiencias, poder aprender de ellas. A lo mejor esta crisis sea el inicio de una nueva perspectiva en la industria musical, un nuevo camino que recorrer, a lo mejor otro punto de vista a considerar por el gremio artístico, planificando y desarrollando nuevas directrices, ya sea de apoyo al artista, como a los cambios en los procesos de ejecución de proyectos.   

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.